ESTAS 9 COSAS LE PASAN A TU CUERPO SI COMES DOS HUEVOS POR DÍA. NUNCA HUBIERA CREÍDO LA Nº 3

“¡No comas huevos todos los días. Eleva tu colesterol!”. Es muy probable que todos los fans de los huevos hayan escuchado esto decenas de veces. Los huevos también están prohibidos si quieres bajar de peso. Sin embargo, numerosos estudios demuestran que no existe ninguna razón para renunciar a un huevo cocido en el desayuno o a tu ‘omelet’ favorito. En realidad, comer dos o tres huevos al día puede ser maravilloso para tu salud. Es difícil creerlo, ¿cierto?
Pixabay

Échale un vistazo a estos nueve datos y nunca más volverás a sentirte culpable por haber comido huevos:

1. Reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares

Un huevo de gallina contiene 40 g de colesterol, una cantidad muy alta. Los niveles elevados de colesterol aumentan considerablemente el riesgo de padecer infartos y enfermedades cardiovasculares. Pero, contrario a la creencia popular, los huevos no incrementan el nivel de colesterol. Esto se debe a que tu cuerpo reduce su producción de colesterol para compensar un consumo excesivo. También es importante saber que solo un tercio del colesterol depositado en los vasos sanguíneos proviene de la comida que ingerimos. En realidad, la mayoría lo produce el organismo.

Esto ha sido demostrado en un estudio del Biomedical Research Center de Luisiana. En el experimento participaron 152 personas con sobrepeso repartidas en tres grupos. Las del primer grupo podían comer cualquier cosa que quisieran en el desayuno, mientras que los participantes del segundo grupo comían dos huevos y, los del tercer grupo, trozos de pan. Los resultados dejaron a los científicos estupefactos: además de perder un 65 % más de peso y un 35 % más de grasa en el vientre que el grupo del pan, los consumidores de huevo no registraron ningún cambio en sus niveles de colesterol.

El alto número de ácidos grasos omega 3 que contienen los huevos puede también disminuir los niveles de triglicéridos en la sangre. Debido a que los valores altos de triglicéridos incrementan el riesgo de alteraciones vasculares, consumir huevos también puede disminuir la posibilidad de padecer este tipo de enfermedades.

2. Reduce el riesgo de anomalías congénitas por falta de ácido fólico

Un huevo contiene 0.7 mcg (microgramos) de vitamina B9, conocida también como ácido fólico. La carencia de esta vitamina durante el embarazo puede provocar serios daños al sistema nervioso central del feto. En el peor de los casos se producen malformaciones en la médula espinal y en el cerebro. Por esta razón, comer huevos es una forma ideal de mantener un buen nivel de ácido fólico.

3. Ralentiza el proceso de envejecimiento

Un estudio del Charité, un centro médico de Berlín, ha demostrado que el consumo de huevos de gallinas criadas en libertad puede desacelerar el proceso de envejecimiento y prevenir el cáncer de piel. La Dra. Karoline Hesterberg y el profesor Jürgen Lademann descubrieron que este tipo de huevos contenían grandes niveles de pigmentos orgánicos amarillos ricos en carotenoides (antioxidantes), capaces de ralentizar el envejecimiento. El cuerpo no puede producir carotenoides por sí mismo, así que necesita obtenerlos de los alimentos. Los antioxidantes juegan un papel muy importante en la captura de radicales libres, haciéndolos inofensivos.

Pero lo primero que tienes que saber es cómo preparar los huevos correctamente para poder beneficiarte de su efecto rejuvenecedor: “Un huevo cocido contiene valores más altos de carotenoides que uno crudo, debido a los cambios químicos que se producen al calentarlo”, explicó el profesor Lademann.

4. Reduce el riesgo de cáncer

Un estudio publicado en la revista “Breast Cancer Research” ha demostrado que comer huevos todos los días durante la adolescencia puede reducir, en el caso de las mujeres, el riesgo de desarrollar cáncer de pecho en un 18 %. Además de ser abundante en aminoácidos, minerales y vitaminas, los huevos mantienen estables los niveles de estrógeno (hormonas femeninas). Al parecer, los niveles altos de estrógeno son un detonador del cáncer y, por esta razón, los huevos podrían ayudar a prevenir esta enfermedad.

5. Le haces un favor a tu hígado, piel y cabello

Los huevos son ricos en biotina, vitamina B12 y proteínas. Estos nutrientes son clave para tener un pelo sano y una piel radiante. Es conveniente saber que las cadenas de proteínas y azufre que se encuentran en las yemas de huevo contribuyen a revitalizar el pelo frágil y opaco.

Los huevos también contienen altos niveles de lecitina, la cual ayuda a proteger tus intestinos, además de facilitarle al hígado el proceso de desintoxicación corporal.

6. Asegura una vista sana

¿Sabías que consumir huevos es muy bueno para la vista, ya que contiene altas cantidades de vitamina A, luteína y ceaxantina? La vitamina A juega un papel importante en la visión luz/oscuridad, mientras que la luteína y la zeaxantina protegen el ojo de los radicales libres y tienen una gran influencia en la visión del color y en la visión diurna.

Bajos niveles de luteína y la zeaxantina incrementan el riesgo de sufrir un lesión en el tejido del ojo y enfermedades como degeneración macular o cataratas.

7. Pierdes peso con mayor rapidez

Los carbohidratos contienen un índice glucémico más alto que las proteínas, por lo que disparan los niveles de azúcar en la sangre. Después de cierto tiempo, estos niveles descienden rápidamente y provocan una intensa sensación de hambre. Todos aquellos que desean perder peso deben optar por alimentos que contengan un índice glucémico bajo, como los huevos, por ejemplo, cuyo índice es igual a cero. Son perfectos para saciarte con rapidez y perder peso. También vale la pena mencionar que el cuerpo necesita mucha más energía para digerir proteínas que grasas y carbohidratos.

9. Los huesos se mantienen saludables y los niveles de calcio se elevan

La mayoría de las personas saben que la vitamina D y el calcio son muy importantes para los huesos y dientes. Un estudio del centro Nacional de Biotecnología en Maryland ha confirmado esta información. Los investigadores han observado que el calcio y las proteínas trabajan en conjunto para mantener los niveles de calcio adecuados y asegurarse de que los procesos metabólicos de los huesos marchen bien. Los huevos también son ricos en vitamina D, lo que ayuda al cuerpo a absorber el calcio de forma más eficiente.

Como puedes ver, los huevos no representan ningún peligro para tu salud. Sin embargo, hay que estar seguros de que provengan de gallinas criadas al aire libre, ya que los huevos de gallinas enjauladas suelen contener residuos medicinales. En las Recomendaciones alimenticias para los estadounidenses se dictamina que comer un huevo por día no conduce a un aumento de los niveles de colesterol ni incrementa el riesgo de enfermedades cardiovasculares en personas saludables, quienes pueden comer dos o tres huevos al día sin perjudicar su salud. Los diabéticos y la gente con problemas cardíacos deben limitar su consumo a tres huevos por semana.

Add Comment