Si lo comes en el desayuno, nunca más te preocuparás por grasa de tu vientre

El desayuno que te presentaremos el día de hoy es uno de los más sanos y deliciosos, con una gran cantidad de vitaminas y minerales que mejoran la apariencia de la piel y el cabello. Además, este desayuno normaliza el metabolismo y fortalece tu cuerpo, dándote las energías necesarias para el día. Este desayuno también tiene el poder para resolver los problemas de intestinos perezosos y estreñimiento. También ayuda a quemar grasa y normalizar el peso.

Ingredientes: 300 Ml de kéfir (o yogur bajo en grasa), 2 Cucharadas de copos de avena, 1 Cucharadita de semillas de linaza, 1 Cucharadita de cacao en polvo, 5-7 Ciruelas carnosas
Preparación: El desayuno se prepara por la noche para el día siguiente. Rocía un poco de agua hirviendo (100 ml) sobre las ciruelas secas. Tapa y deja actuar durante 5-10 minutos. Mientras tanto, en un tazón pon los copos de avena, la linaza molida y el cacao. Vierte el kéfir y remueve muy bien. Pica las ciruelas y añade a la mezcla anterior. (Pueden agregarse a la licuadora y batir hasta conseguir un estado de “puré”, o realizarlo manualmente). Mezcla bien y refrigera. Por la mañana, retira de la nevera y disfruta de un desayuno saludable y delicioso. Los resultados pronto se harán presentes.

Nota: El primer día puede tener una sensación “interesante” en el estómago, lo que pasará en poco tiempo. Con este desayuno tu sistema digestivo comenzará a trabajar como un reloj. ¡Es bastante beneficioso!

Autor: Fiorella Roque Mejia

Add Comment