Secreto japonés para lucir joven, aún después de los 50 años!

El arroz contiene un alto nivel de ácido linoleico y escualeno, los cuales son unos poderosos antioxidantes que ayudan a estimular la producción de colágeno. Además, el arroz es rico en vitamina E y gama orizanol, por lo que ayuda a reducir considerablemente el colesterol y a proteger el corazón.  A continuación, en este artículo te mostraremos un asombroso remedio casero que te ayudará a lucir un cutis joven y saludable de forma simple y eficaz.

Necesitarás: 1 cucharada de leche baja en grasas (caliente). 3 cucharadas de arroz integral. 1 cucharada de miel de abeja. Preparación: Lo primero que debes hacer es cocinar el arroz durante 3 minutos y colarlo. Luego, añade al arroz la leche caliente y la miel de abeja, y mezcla hasta que se integren.

Modo de uso: 1. Debes aplicar el remedio casero sobre la piel limpia y seca. 2. Aplica la mezcla en todo el rostro y deja actuar hasta que se seque completamente. 3. Por último, enjuaga tu rostro con el agua del arroz que cocinaste. 4. Debes realizar este procedimiento 1 vez por semana. La razón por la que debes utilizar el agua del arroz para enjuagar tu rostro es porque posee grandes propiedades antioxidantes, por lo que hidrata la piel y estimula la circulación sanguínea.

Las mujeres japonesas han utilizado durante siglos esta maravillosa técnica natural a base de arroz para retardar el envejecimiento y lucir una piel hermosa. El antioxidante escualeno ayuda a proteger la piel de los rayos solares, evitando que la aparición de manchas y líneas de expresión. Ahora que ya conoces el gran secreto de las mujeres japonesas para mantenerse jóvenes, no dudes en aplicarte este asombroso remedio casero para lucir joven aunque pasen los años.

Add Comment